Esta es una síntesis de mi declaración de fe.

Creo que las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento son total y verbalmente inspiradas por Dios y sin equivocación alguna en sus documentos originales. En consecuencia: INERRABLES, INFALIBLES, SUFICIENTES Y AUTORITATIVAS.

Creo en un sólo Dios, existente eternamente en tres personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo.

Creo que Jesucristo fue concebido por el Espíritu Santo; que nació de María virgen, siendo verdadero Dios y verdadero Hombre.

Creo que el hombre fue creado a imagen de Dios, pero que pecó trayendo sobre sí la muerte física y espiritual, consistente esta última en la condenación eterna bajo la justa ira de Dios.

Creo que el Señor Jesucristo murió por nuestros pecados, según el infalible testimonio de las Sagradas Escrituras, como sacrificio representativo y en sustitución nuestra.

Creo que todo aquel que, arrepentido de sus pecados, cree solamente en la obra suficiente y definitiva de Cristo en la cruz, es salvo.

Creo en la resurrección del cuerpo crucificado de nuestro Señor Jesucristo, en su ascención al cielo y en su vida actual allí como intercesor o Sumo Sacerdote y Abogado nuestro.

Creo que todos los que han puesto su fe en nuestro Señor Jesucristo, son renacidos por el poder del Espíritu Santo, son hijos de Dios, sus cuerpos Templos del Espíritu Santo y crecen cada día en santidad y obediencia a la Palabra de Dios.

Creo que la iglesia de Jesucristo comenzó el día de Pentecostés; que se compone unicamente de creyentes; que es el cuerpo y la novia del Señor Jesucristo y que existe para la gloria de Dios. Para cumplir con dicho propósito ha de dedicarse a la edificación de los creyentes y la salvación de los perdidos en todas las naciones.

Creo en la Segunda Venida de Cristo, personal, visible y premilenaria, a la tierra con todos sus santos.

Creo en la resurrección de los justos e injustos. Los justos para vivir eternamente en un estado de bendición, mientras que los injustos para morir eternamente en un estado de condenación y sufrimiento consciente.

Doulos